Tres fiestas religiosas decembrinas.

DSC02771

Basílica de Santa María de Guadalupe, Ciudad de México.

Diciembre no sólo es un mes caracterizado por albergar las típicas fiestas navideñas, sino una de las temporadas religiosas con mayor algarabía, para la población católica oaxaqueña. En Oaxaca, son muy veneradas tres imágenes religiosas de filiación Mariana: Nuestra Señora de Juquila, la Virgen de Guadalupe y Nuestra Señora de la Soledad.

Muchos devotos de la Virgen de Juquila realizan peregrinaciones desde muy lejanas regiones del estado o del país. Sea a pie, en bicicleta, corriendo con antorchas, o en camiones y autos, los peregrinos deben llegar a Santa Catarina Juquila, en la Sierra Sur de Oaxaca -a unos 200 kilómetros de distancia- el 8 de diciembre, cuya fiesta patronal se celebra desde el siglo XVII.

Por otro lado, a pesar de que el santuario de la Virgen de Guadalupe se encuentra en la Ciudad de México, el culto guadalupano está presente en todo México. Por lo tanto, no es raro encontrar infinidad de templos o capillas que los fieles visitan cada año. Oaxaca no se queda atrás:  la antigua ermita cobijada por el ex convento de Guadalupe, ubicado al norte del parque Juárez, comenzó a construirse en 1644. La iglesia actual recibe miles de visitantes el día 12 de este mes. Sin duda, la  es el símbolo religioso nacional por excelencia; debido a esto, la fiesta patronal se convierte en una extraordinaria verbena popular que sobrepasa lo meramente religioso.

No ocurre totalmente lo mismo el 18 de diciembre, cuando la imagen de la Virgen de la Soledad recorre las calles más importantes de Oaxaca.  Patrona de la ciudad, esta imagen religiosa se ha convertido con el paso del tiempo en una de los símbolos más queridos y representativos de los católicos oaxaqueños. Localizada al poniente de la ciudad, la Basílica de la Soledad es uno de los templos más representativos del barroco novohispano. Construida entre 1682 y 1690, su fachada es tal vez una de las más bellas de la ciudad.

 

Photo-0574

Basílica de Nuestra Señora de la Soledad, Oaxaca.

En cada una de estas notables festividades, la presencia de los castillos y fuegos artificiales, toritos y cueteros, llenará el silencio de las noches de diciembre con luces  y estruendos que anteceden la calma propia de la Navidad y el Año Nuevo en Oaxaca.

diciembre, 2017

Texto: Octavio Lara

Fotografías: Gabriela Villa

「12月の3つのお祭り」

(Foto: Basílica de Santa María de Guadalupe, Ciudad de México.)

オアハカのカトリック信者にとって12月は典型的なクリスマスのお祭りだけではなく、盛大に祝われる宗教的シーズンとしても認知されています。オアハカでは、聖母マリアに関連する3つの宗教的イメージがとても尊ばれています:Nuestra Señora de Juquila(フキーラの聖母), la Virgen de Guadalupe(グアダルーペの聖母) y Nuestra Señora de la Soledad(ソレダーの聖母)。

フキーラの聖母を信奉する多くの人々は、とても離れた州や国から巡礼を行います。歩いたり、松明(たいまつ)を持って走ったり、自転車、バス、自動車を使ったりとあらゆる手段で、オアハカ市内から南に約200㎞離れたSanta Catarina Juquila(サンタ・カタリーナ・フキーラ)を目指します。17世紀から続く守護聖人のお祭りが開かれる12月8日までに到着しなければならないのです。

一方で、グアダルーペの聖母の巡礼地はメキシコシティにあるにもかかわらず、その信仰はメキシコ中に広がっています。したがって、信者たちが毎年訪れるような教会や礼拝堂をたくさん目にするのは珍しいことではありません。それはオアハカも例外ではありません。フアレス公園の北に位置するグアダルーペの聖母の旧修道院によって庇護されていた古い修道院の建設は1644年に始まりました。12月12日には、現在の教会に数千人もの人々が訪れます。教会は間違いなく国の宗教的なシンボルです。特筆すべきは、これにより守護聖人のお祭りが単なる宗教を超えて、とても大きな夜祭りへと変貌したことです。

12月18日、ソレダーの聖母の図像がオアハカ中の重要な街道を巡っているときには、全く同じことが起きている訳ではありません。町の守護聖人という宗教的な図像が時間とともにオアハカ・カトリックの代表的かつ最も愛される象徴の一つへと変わっていきました。町の西側に位置するla Basílica de la Soledad(ソレダー教会)はメキシコ・バロックの最も代表的な教会の一つです。1682年から1690年の間に建立され、そのファサード(正面の扉)はおそらく町で一番美しいでしょう。

(Foto: Basílica de Nuestra Señora de la Soledad, Oaxaca.)

この際立ったお祭りの一つ一つで、クリスマスや新年本来の平穏に先んじて、花火やトリート(メキシコ特有の踊り)、花火師によって、12月の静寂の夜が光と賑わいに満たされます。

Advertisements

De Paseo Por Jalatlaco – Walking around Jalatlaco

Barrio de Jalatlaco

Antiguo barrio cuyo nombre deriva de las voces náhuatl xalli, arena; y atlauhtli, barranca; es decir, “barranca de arena”, fue en sus orígenes un asentamiento de soldados indígenas. En 1521, Hernando Gutiérrez de Badajoz, a cargo de un destacamento enviado desde Tepeaca, Puebla, al ubicarse en este lugar le asigna ese mismo nombre: Tepeaca.

La_foto_2-1


Se encuentra al noroeste de la ciudad de Oaxaca a 20 cuadras del zócalo ó 5 minutos caminando aproximadamente.

Su encanto

 Es uno de esos lugares que siguen guardando su encanto casi de forma secreta. A pesar de la aparente cercanía con el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, cualquiera puede pasear por las calles empedradas de esta pequeña colonia y percibir de inmediato la tranquilidad y el aire de provincia.

La_foto_5

El secreto de esta tranquilidad reside en que la mayoría de sus edificios se encuentran habitados por lugareños; solo unos pocos han sido acondicionados para Casas de Huéspedes, Hoteles, Posadas o Restaurantes.

Su Tradición Artesanal

 

Jalatlaco fue tradicionalmente reconocido como el barrio de los curtidores de piel, quienes hallaron un enorme desarrollo a finales del siglo XIX y la primera mitad del XX. La cercanía del río, del mismo nombre, facilitó esta industria. La curtiduría en Jalatlaco alcanzó gran auge y demanda de pieles desde varios estados del norte del país, debido a la alta calidad lograda en Oaxaca, mediante la utilización de la corteza de un árbol conocido como “timbre”, que permitía que la piel fuera trabajada sin sufrir rasgaduras, a diferencias de la piel procesada con sustancias químicas usadas en otras entidades. Esta demanda permitió incluso realizar importantes exportaciones a los Estados Unidos. Sin embargo, luego de ello, y debido principalmente a la aparición de los materiales plásticos, eventualmente los talleres de curtiduría fueron desapareciendo; en nuestros días, esta industria artesanal prácticamente se ha extinguido, y se ha rezagado a otras comunidades en los alrededores de la Ciudad.

Su religiosidad

 Digno ejemplo de la profunda religiosidad del pueblo de Oaxaca, Jalatlaco cuenta en su calendario con fechas señaladas en que el fervor se manifiesta en la celebración popular.

La_foto_1-2

Dentro del Barrio de Jalatlaco se puede visitar el Templo de San Matías Jalatlaco a quien se considera patrono del barrio y su fiesta titular se lleva a cabo el 14 de Mayo de cada año. Al parecer este templo se construyó aproximadamente a fines del siglo XVII. En 1421, el edificio fue declarado monumento histórico, y su aspecto actual es resultado de las reconstrucciones hechas después de los constantes sismos.

Jalatlaco hoy

Jalatlaco, en la actualidad, sigue siendo un barrio de gente trabajadora. En medio de la modernidad, no olvida sus orígenes, y ha logrado conservar su fisonomía tradicional, con viviendas de un solo nivel, balcones enrejados y techos de teja de barro. Los frescos patios interiores, con corredores, flores y fuentes, siguen hoy en día manteniendo el ambiente de antaño y en las calles se respira aún esa atmosfera de la agradable y oronda tranquilidad de la provincia mexicana.

 

 

La_foto_1-1

Continue reading